Una de las técnicas más recurrentes para evitar la pérdida de piezas dentales es el uso de las coronas. En realidad, una corona dental es una funda que se coloca encima de un diente afectado para evitar su total deterioro, y cubrirlo de manera permanente. La corona dental
también puede se utilizada para mejorar el aspecto de un diente, o para alinear una pieza dental con respecto a las otras.  

También conocida como “funda dental”, las coronas dentales son restauraciones sobrepuestas en los dientes para devolverles su funcionalidad y mejorar su aspecto. Cubren parcial o totalmente la parte exterior de las piezas dentales afectadas, cuando tienen patologías, deformaciones o fracturas, pero su hueso sigue estando sano. Por lo general las coronas dentales son fabricadas a medida de cada paciente, para conseguir una réplica exacta del diente original.

Dependiendo el cuidado de las coronas dentales, pueden durar hasta 25 años, sin embargo, el tiempo ideal conservándolas en buenas condiciones es de 20 años. Si el paciente tiene una mordida dispareja, el tiempo de duración de esta prótesis dental será menor.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico a dralauraquintero@prodigy.net.mx